Estás en >Galerías > Madeira
Madeira

La isla de las flores
Con una atmósfera entre distinguida y exótica, Madeira es una isla rocosa y abrupta con desfiladeros de lava que se precipitan al mar y que le dan un aspecto de fortaleza inexpugnable.

El haber sido una escala obligada para los barcos que viajaban a Oriente, Asia o América convirtió a Madeira en un exótico jardín donde junto a una rica vegetación autóctona crecen especies tropicales y subtropicales provenientes de medio mundo, y que otorgan a esta isla un colorido y un perfume particular. Bajo este arco iris botánico y el intenso verde de sus bosques de laurisilva, se esconde una cadena montañosa con una aureola eterna de nubes y que compone la espina dorsal de la isla.


Más imágenes:
 1 |  2 |  3 |  4 |  5 |  6 |  7 |  8 |  9 |  10 |  11 |  12 |  13 |  14 |  15 |  16 |  17 |  18 |  19 |  20 |  21 |  22 |  23 |  24 |  25 |  26 |  27 |  28 |  29 |  30 |  31 |  32 |  33 |  34 |  35 |  36 |  37 |  38 |  39 |  40 |  41 |  42 |  43 |  44 |  45 |  46 |  47 |  48 |  49 |  50 |  51 |  52 |  53 |  54 |  55 |  56 |  57 |  58 |  59 |  60 |  61 |


© 2007, JUAN MANUEL BORRERO. Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografías e ilustraciones. E-mail: juanmanuel@borrero.eu