Estás en >Galerías > Delta del Ebro
Delta del Ebro

El difícil equilibrio natural
Decía un viajero experimentado que no se llega a conocer un paisaje hasta que no se ha visto amanecer en su horizonte.

Basta encaramarse a alguno de los múltiples miradores que dominan la tierra plana del delta del Ebro cuando rompe el día, para comprender esta afirmación en toda su magnitud. El rojo del cielo se asoma tímidamente por levante y los primeros reflejos acuáticos destellan sobre las lagunas, levantándose el telón de un paisaje de marismas, isletas y cañaverales.


Más imágenes:
 1 |  2 |  3 |  4 |  5 |  6 |  7 |  8 |  9 |  10 |  11 |  12 |  13 |  14 |  15 |  16 |  17 |  18 |  19 |  20 |  21 |  22 |  23 |  24 |  25 |  26 |  27 |  28 |  29 |  30 |  31 |  32 |  33 |  34 |  35 |  36 |  37 |  38 |  39 |  40 |  41 |  42 |  43 |  44 |  45 |  46 |  47 |  48 |  49 |  50 |  51 |  52 |  53 |  54 |  55 |  56 |  57 |  58 |  59 |  60 |  61 |  62 |  63 |  64 |  65 |  66 |  67 |  68 |  69 |  70 |  71 |  72 |


© 2007, JUAN MANUEL BORRERO. Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografías e ilustraciones. E-mail: juanmanuel@borrero.eu